Saltar al contenido

Arroz Blanco Clásico

Aquí tienes toda la información acerca de la preparación y los ingredientes necesarios para preparar un sencillo arroz blanco, que resulta ideal para acompañar otros platos o servir con alguna salsa.

receta de arroz blanco

Receta de arroz blanco clásico

Ingredientes

  • 250 gramos de arroz
  • Medio litro de agua
  • Sal
  • Laurel (Opcional)
  • Mantequilla (Opcional)

Cómo preparar arroz blanco clásico

A continuación vamos a indicar paso a paso cómo preparar de forma sencilla y un rico arroz blanco, una receta que podrás tomar tal cual, como guarnición para acompañar otros platos, o bien para servir junto alguna salsa o aliño, por ejemplo.

Siempre es interesante saber preparar un arroz blanco, para esos momentos en los que no sabes qué preparar para almorzar o cenar, ya que es la base de otras recetas que podrás preparar de forma sencilla partiendo de esta como base. ¡Vamos con la preparación!

Hay que tener en cuenta que existen muchos tipos de arroz, y cada uno de ellos tiene unas características de forma y sabor, pero sobre todo hay que tener en cuenta que cada uno tiene una cocción diferente, ya que algunos necesitan más tiempo para estar tiernos, o más cantidad de agua, o ambos, por lo que siempre es recomendable seguir las indicaciones del paquete de arroz para darle una cocción adecuada, aunque después siempre hay que tener en cuenta como nos gusta a nosotros, si más o menos hecho.

  1. La cocción del arroz es muy sencilla, para hacerlo debemos poner a calentar una olla de un tamaño adecuado y con abundante agua.
  2. Para arroces redondos o de grano corto lo normal es emplear dos medidas de agua por cada medida de arroz, pero puede cambiar según la variedad del mismo, de ahí que no pueda tomarse como norma general.
  3. Una vez que el agua comienza a hervir, agregamos el arroz y un poco de sal, para darle sabor, incluso se puede añadir una cucharada de mantequilla y/o una hoja de laurel para saborizar un poco más el mismo.
  4. A veces, si el arroz que empleamos es rico en almidón, es interesante dejarlo en remojo durante un buen rato, cambiando el agua un par de veces durante el proceso, o bien enjuagarlo durante unos minutos con agua bajo el grifo, así conseguimos que el arroz pierda parte de su almidón, lo que hará que al no soltarlo durante la cocción. Nos va a quedar más suelto una vez cocido, lo que hace que queden los granos menos pegados entre si, lo que puede venirnos bien para alguna receta.
  5. Desde que se añade el arroz al agua hirviendo el tiempo de cocción suele ser de alrededor de 20 minutos, aunque como siempre depende del tipo de arroz y de la temperatura de cocción, por lo que lo mejor es ir probando el arroz hasta que quede en su punto exacto de cocción.
  6. Cuando esté listo lo echamos en un escurridor para que suelte toda el agua sobrante y si no se va a servir en ese momento lo echamos abundante agua fría por encima, así se acabará de enfriar y no quedará pegajoso al secarse.
  7. Una vez tenemos el arroz cocido y escurrido, ya podríamos servir este arroz blanco, el cual podemos tomar así tal cual o bien acompañar con el mismo cualquier otra receta que hayamos preparado, a modo de guarnición, o emplearlo para hacer una ensalada, un estupendo arroz a la cubana, un arroz con tomate, o cualquier receta cuya base sea el arroz blanco.

Así de sencillo podemos preparar esta receta, que seguro que os resulta de mucha utilidad.